dijous, 4 de març de 2010

Un año desde mi desprendimeinto de retina

Hoy hace un año que ingresé en Bellvitge por mi desprendimiento de retina. La verdad es que no me puedo quejar, toco madera. El ojo no me da molestias, creo que veo un poquito menos por ese lado pero es que al ser un ojo vago ( aveces pienso que todo yo soy un poco ojo vago...) la visión no era total pero lo justo en el límite pues ahora he perdido un poco de ángulo de visión por la derecha. En la bici, ya tomo mis precauciones e intento girar la cabeza un poco mas para no topar pero es un handycap, la verdad. Por eso muchas veces circulo en la unidades mas retrasadas del grupo, aguantando el efecto látigo... PLAS-PLAS, pues creo que me va el sado...PLAS-PLAS!!!!)
Por otro lado he vuelto a correr a pié y he acabado dos medias maratones. Hago menos mountain bike y ya no toco la trompeta aunque me estoy pensando probar el clarinete... ya veremos.
Aun así no estamos exentos de nada y toca cuirdarse lo mas posible, nunca se sabe por donde va a saltar la liebre y no hay que bajar la guardia.

2 comentaris:

  1. En tu caso, a partir de ahora, las "liebres" vamos a saltar por la derecha... ;-)

    Manolo: No hay que dar pistas al enemigo.

    Cuidate... ;-)

    ResponElimina
  2. un poco vago si , jaja !!
    ahora ya se por donde pasarte y si se tersia darte un pescosón ! jaja
    te quejas más que mi abuela nene , si estás hecho un metrosesuá !

    cuidate bandarra !

    ResponElimina